Cuando nos hacemos un tatuaje, a pesar de pensar mucho en el diseño y en el contenido antes de proceder, es común que, pasado un tiempo, ya no nos guste el estilo, haya perdido el significado para nosotros o incluso quizás nos lo hicimos como una prueba de amor a una persona que ya no forma parte de nuestras vidas. Hay muchas maneras de eliminar un tatuaje, pero si hay un método efectivo para eliminar un tatuaje, es es el de borrar tatuajes con láser. A continuación vamos a resolver unas cuantas dudas acerca de este proceso para eliminar tatuajes con láser, como cómo funciona, cuántas sesiones son necesarias y si los resultados son buenos o no.

¿CÓMO FUNCIONA EL LÁSER?

Borrar tatuajes con láser

La energía del láser se transforma en calor, que destruye las partículas de pigmentos del tatuaje sin afectar la piel ni el tejido circundante. En ese momento, los macrófagos, que son células del sistema inmunitario que se localizan en los tejidos, fagocitan las partículas coloradas hasta eliminarlas.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en función del tamaño, el color y la zona del cuerpo en la que esté el tatuaje, el láser puede resultar más agresivo. Es importante elegir un centro de estética especializad y que se preocupen en proteger la piel con un buen sistema de enfriamiento dinámico y así proporcionar mayor comodidad al paciente y no causarle ningún daño en la piel. Ademas, hay algunos modelos de láser, como el Q. Switches “Candela”, que ayudan a proteger la piel mientras elimina el tatuaje al atacar únicamente las partículas pigmentadas, sin afectar la zona que las rodea.

También te puede interesar  Tatuajes pequeños de mordeduras de zombie

¿CUÁNTAS SESIONES SON NECESARIAS?

Eliminar tatuajes láser sesiones

En cuanto a cuántas sesiones son necesarias para eliminar un tatuaje, siempre depende del caso. El número de sesiones varía según el tamaño del tatuaje, de la cantidad de pigmentos, del color de los pigmentos, de la profundidad a la que estén situados, de la zona y del tipo de piel. Normalmente, son necesarias entre 6 y 8 sesiones para eliminar el tatuaje si se utiliza un láser moderno de luz utrapulsada, según cuenta la doctora Mª José Alonso, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología, en un reportaje de El Mundo. Aunque, repetimos, varía según cada persona. En cuanto a la frecuencia, es una sesión al mes y, después de casa sesión, hay que cuidar la zona con un tratamiento indicado por el dermatólogo.

¿CUÁNTO CUESTA?

Como hemos mencionado en el número de sesiones, varía dependiendo del tamaño del tatuaje y de sus pigmentos. Normalmente, los precios oscilan entre los 35 € por sesión para los tatuajes más pequeños y con menos pigmentos, hasta los 180€ por sesión para cubrir los más grandes y con más diversidad de pigmentos.

¿DUELE?

Sí, la verdad es que quien se ha sometido a un proceso de eliminación de tatuajes a través del láser cuenta que es doloroso y que la zona queda sensible. Después de cada sesión, la zona puede quedar inflamada o incluso ensangrentada, puede producir ampollas o costras, por eso es tan importante seguir los cuidados que nos indican para que se cure y sane bien la zona.

¿LOS RESULTADOS SON BUENOS?

Eliminar tatuaje láser antes y después

Como hemos comentado, si se utiliza un láser de última generación y de forma correcta, los resultados son buenos, no dejan marca ni cicatriz y el riesgo es mínimo. Es por eso que es imprescindible ponerse en manos de profesionales que cuenten con lo último en tecnología, ya que cuando el láser no es el adecuado, puede haber riesgo de quemaduras o cicatrices.

También te puede interesar  Tatuajes pequeños de bonitas y delicadas hojas

 

En el caso de que no queráis pasar por el proceso del láser o no dispongáis del dinero preciso para hacerlo, en otro de nuestros artículos vimos la opción de eliminar tatuajes en casa utilizando unas cremas específicas para tal fin, pero esa es una opción que funciona mejor con tatuajes pequeños y de color negro. En el caso de que llevéis un tatuaje algo más grande y con colores, es mejor proceder con el láser. Si no, otra de las opciones es pedir que os hagan otro tatuaje encima, lo que se llama cover up tattoo, pero hay que buscar a un tatuador o tatuadora especialista en ello y quizás no os apetezca llevar un tatuaje aún mayor encima.

Esperamos que este artículo os haya servido de ayuda y que nos dejéis comentarios si tenéis alguna duda. Lo mejor de todo esto es que los tatuajes dejan de ser algo para toda la vida y que la tecnología nos ayuda a borrar las huellas del pasado en nuestro cuerpo para afrontar el presente con mayor fuerza y seguridad.