La realidad de los tatuajes ha cambiado enormemente y la calidad es cada vez más sorprendente. A lo largo de estos años han surgido técnicas nuevas que experimentan en muchos sentidos. La pigmentación en pequeños espacios reducidos y técnicas como el microblading dan cuenta de una gran experimentación y tecnificación que combina arte, belleza y moda.

Si bien en el pasado había mayores dificultades para introducir color y la posibilidad de que se borrara con mayor facilidad era un hecho corriente, hoy en día la técnica ha evolucionado tanto que es probable que, para muchos, esto ya no sea un problema.

Algunos diseños recientes que contienen mucho color son los que abogan por la diversidad sexual, mediante el arco iris de colores. Este símbolo, tan famoso dentro y fuera de la comunidad LGBTQI, ha sido un gran disparador de creaciones únicas que conmemoran valores muy importantes para la generación millennial: igualdad y respeto ante la diversidad, ¡ahora en nuestra piel! Desde pequeñísimas combinaciones de colores dentro de un mágico arco iris hasta corazones de colores, líneas, gotas, y muchísimo más. La gran ventaja de los tatuajes de este tipo es que, al ser permanente, es posible celebrar la igualdad todos los días. Si se opta, en cambio, por probar con uno o dos colores, es probable que estos colores tengan también un significado psicológico detrás, además de su valor simbólico.

Por eso, hablar de dificultad ya es algo pasado. El caso más sofisticado de la técnica, es sin duda el microblading, que consiste en un delineado permanente. Para este, hay que tener en cuenta que no está al alcance de cualquiera y se debe mirar del presupuesto que uno dispone, y saber que implica cierta cuota de dolor. A fin de cuentas, es un modo muy sofisticado de conservar la elegancia y comprender que los tatuajes pequeños de colores ya no son peores o menos exquisitos que los de tinta negra. Es cierto que hay diversas opiniones en relación a la durabilidad del color. Hay quienes sostienen que los tatuajes negros simplemente duran más tiempo. Pero hoy en día sabemos que las técnicas avanzan rápidamente y quizás en un futuro aparezca un modo de mejorar este aspecto. Y lo más probable es que esto ya se esté haciendo, técnicas tan sofisticadas como la micropigmentación dan cuenta de ello.

Si unimos la técnica junto a la creatividad y la belleza, como hemos visto en los tatuajes de temática LGBTQI, el límite es infinito.

También te puede interesar  La palabra "free" tatuada en la muñeca