Normalmente os hablamos de diseños de tatuajes, pero hoy nos vamos a centrar en los cuidados de la piel y de los tratamientos necesarios que hay que aplicar, especialmente para después de hacerse un tatuaje. Tenéis que seguir al pie de la letra todo lo que os diga vuestro tatuador o tatuadora, ya que va a ser esencial para que el tatuaje quede bien, se cicatrice de forma correcta y, sobre todo, la piel se recupere después del proceso agresivo que es hacerse un tatuaje. Ya veréis como, a parte del lavado y del secado, os recomendamos esencialmente cremas hidratantes naturales para después de un tatuaje.

1. DÉJATE PUESTO EL VENDAJE EL TIEMPO QUE TE DIGA EL TATUADOR

Algunos tatuadores aconsejan dejarse puesto el vendaje durante unas horas, mientras que otros indican un día entero, dependiendo del tatuaje, así que… ¡hazle caso!

2. LAVA BIEN EL TATUAJE

Después de quitarte el vendaje, lava el tatuaje con jabón natural, que no tenga ninguna fragancia, con agua tibia para eliminar cualquier presencia de sangre seca o de plasma.

3. SECA CON PALMADITAS

Esto es muy importante: después de lavar tu tatuaje con jabón neutro, sécalo con toallas de papel dándole unas cuantas palmaditas. ¡No restriegues!

4. APLICA CREMA HIDRATANTE NATURAL

Es esencial asegurarse de que la zona del tatuaje está completamente seca antes de aplicar las cremas hidratantes para despues de un tatuaje. Tendrás que aplicar una ligera capa de esta crema para ayudar a hidratar y a nutrir la piel, que como hemos comentado, está dañada después del proceso agresivo de hacerse un tatuaje. Lo mejor son las cremas hidratantes naturales, y aquí es donde queremos hacer hincapié. Las cremas fabricadas con productos naturales y ecológicos son las que aconsejamos. Por ejemplo, aquellas cremas que contienen aceite de calabaza, aceite de albaricoque, aceite de oliva, aceite de aguacate o extracto de salvia son muy hidratantes, ya que aportan un extra nutritivo.Crema hidratante natural

También te puede interesar  Libro para colorear tatuajes

 

Algunas, son calmantes, como las que contienen aloe vera o  jojoba y, otras, cicatrizantes naturales, como las que tienen aceite de coco o de oliva. Otros ingredientes, además, son antibacterianos naturales, como el aloe.

Crema equilibrante natural

 

5. LAVA E HIDRATA HASTA QUE EL TATUAJE ESTÉ CURADO

Tienes que lavar e hidratar el tatuaje al menos dos veces al día hasta que éste esté curado. Recuerda que el proceso de curación no está acabado y tu tatuaje no está libre de bacterias y de gérmenes hasta que no se forme la costra y se haya despellejado o pelado. Normalmente este proceso puede tardar entre 2 y 4 semanas, depende del tatuaje y del tipo de piel.

6. NO TIRES DE LA PIEL PELADA

Como cuando te quemas, no tires de la piel pelada o despellejada, ya que esto retrasa la curación, puede desteñir el color del tatuaje o incluso puede aumentar las posibilidades de infección en la piel.

7. ALÉJATE DEL SOL

Evita exponer tu nuevo tatuaje al sol, especialmente evita la exposición directa e intensa al sol y, sobre todo, no apliques crema solar en tu tatuaje hasta que no esté curado.

8. ALÉJATE DEL AGUA

Cualquier superficie llena de agua puede contener bacterias que pueden arruinar tu tatuaje, así que aléjate de las piscinas y bañeras de hidromasaje. Intenta que tus duchas o baños sean lo más cortas posibles hasta que el tatuaje esté curado.

9. CONTINUA CUIDANDO E HIDRATANDO EL TATUAJE

Crema hidratante natural 2

Una vez el tatuaje esté curado, no lo olvides y sigue cuidándolo. Tienes que protegerlo del sol durante un buen periodo de tiempo, así como que tienes que seguir hidratando el área tatuada regularmente utilizando cremas hidratantes naturales.

También te puede interesar  Tatuajes pequeños de botones de costura

 

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda aunque te recordamos que lo esencial es que sigas los consejos y los tratamientos recomendados por tu tatuador o tatuadora para que el tatuaje se cure perfectamente y tu piel vuelva a estar perfecta y cuidada.