Tatuaje de cejas

Existen algunos métodos para cambiar unas cejas poco pobladas en cuestión de forma y relleno. Para ello, si eres residente sevillano o de alrededores, es preciso considerar el microblading en Sevilla con expertas como Mayte Garrido. Otra herramienta capaz de conseguir una mejora en las tendencias actuales es el tatuaje de cejas. 

En este artículo, se abordarán las definiciones de estos procesos dedicados a dar más personalidad al rostro de la mujer. Es ideal, en ese sentido, hablar de sus características para poder descubrir las diferencias de los métodos utilizados para la transformación de las cejas. 

Opción estética denominada microblading

El microblading se define, principalmente, como una técnica de maquillaje empleada a través de una pluma metálica denominada tabori. Utilizando esta estrategia se pueden ejecutar pequeños cortes en la piel para depositar los pigmentos, una práctica similar a la micropigmentación, pero sin el uso de una aguja. 

Los resultados obtenidos a través del microblading son realmente sorprendentes y sumamente naturales. Se trata de la creación de unas cejas semipermanentes, con una técnica novedosa cuya duración está entre uno y dos años aproximadamente. Es, sin duda, una gran alternativa para no usar maquillaje.

Origen del microblading

El tebori es, en la tradición japonesa, lo que actualmente conocemos como microblading. De la primera derivó la segunda. Es decir, gracias al tatuaje japonés se ha podido diseñar una herramienta similar al bisturí (pero con 14 agujas) con el objetivo de pigmentar la epidermis para formar así el pelo natural.

Aspectos más destacables del microblading

Se considera como una de las mejores maneras de modificar las cejas, no solo en tamaño, sino también en espesor y, lo mejor de todo, no pierde su forma natural. El tratamiento puede ser empleado en cualquier tipo de piel, tanto en mujeres, así como en hombres que deseen darle un cambio a su rostro. 

También te puede interesar  Tatuaje pequeño con la silueta de un zorro

Tiene una probabilidad mínima de producir alergias gracias a la base mineral con la cual están fabricados los pigmentos usados en la piel. Además, el dolor no es un factor importante debido al uso de anestesias locales tipo tópicas. Por último, en cuestión de precios, el tratamiento no llega a superar los 300 euros.

Lo mejor de los tatuajes de cejas

En cuanto al método del tatuado, lo más destacable recae en la permanencia no solo del color, sino también de la forma de las cejas en el tiempo. Esto, puede ser posible gracias a la penetración de la tinta en la profundidad de la piel, es decir, en la dermis. 

Después de la implementación de esta técnica es necesario retocar la zona tras haber pasado mes y medio aproximadamente. Teniendo las cejas tatuadas, no será tan necesario dedicar demasiado tiempo a la colocación de maquillaje.

Finalmente, el carácter y la personalidad que el tatuado de cejas aporta al rostro femenino no tienen comparación. Lo mejor de todo es cuando tras haber realizado el procedimiento, se obtienen unas cejas más perfiladas y definidas con la posibilidad de retocarlas cuando sea conveniente.