Consejos para proteger un tatuaje del sol

El sol ilumina nuestras vidas y es una maravilla verlo brillar pero, al mismo tiempo, es bastante peligroso y potencialmente dañino para nuestro cuerpo, especialmente para la piel, y muchísimo más si la tenemos tatuada, así que hoy os vamos a hablar de los efectos que tiene la luz del sol sobre los tatuajes y cómo podéis protegeros para que os duren durante muchos años en buenas condiciones, con su apariencia intacta o poco alterada.

¿Por qué es importante proteger los tatuajes del sol?

Tips proteger un tattoo del sol

Le exposición directa al sol puede afectar negativamente a apariencia de los tatuajes. Cuando los rayos UV indicen directamente sobre el tatuje sin protección, estos pueden penetrar en la piel y dañar las células pigmentadas. La consecuencia es que el tatuaje pierde intensidad de color, disminuye su brillo y el diseño o el dibujo puede perder claridad, por lo que sería necesario retocarlo tras unos años.

Además, la exposición al sol de forma prolongada también puede hacer que la piel se seque y se escame, lo que conocemos como una quemadura solar, y esto puede ocasionar la descamación del tatuaje parecida a cuando se produce el proceso de curación del mismo.

Consejos para proteger los tatuajes del sol

Para prevenir la pérdida de color, brillo e intensidad de los tatuajes es importante protegerlos de distintas maneras cuando están expuestos al sol, así que vamos a conocer esos consejos.

Aplicar protector solar

Lo principal y lo más importante es aplicar un protector solar sobre la zona el tatuaje con un alto factor de protección solar (SPF) y aquí puedes comprarlos. Estamos hablando de cremas solares de factor 50 SPF y las hay especialmente elaboradas con este fin, como la crema Ladival Loción Pieles Tatuadas SPF50, la cual, además de proteger los colores de los rayos ultravioleta, también ayuda a regenerar la piel de hecho, también está indicada para proteger cicatrices, que de hecho, es lo que es un tatuaje.

También te puede interesar  Para las princesas y reinas: una corona tatuada en la muñeca

Usar ropa que cubra los tatuajes

Por supuesto, otro consejo que podéis seguir es cubrir la zona del tatuaje con algo de ropa, pero entendemos que eso es complicado cuando vas a la piscina o a la playa.

Evitar la exposición directa al sol durante las horas de mayor intensidad

Esto es de lógica, pero si algo sabemos en verano es que hay que evitar la exposición directa al sol durante las horas del mediodía, por lo que si vais a la playa o piscina, es de vital importancia que durante esas horas estéis debajo de la sombrilla o del parasol.

Por último, cabe señalar que algunos tatuajes se desvanecen de forma natural con el tiempo a causa del al proceso de curación y la exposición a elementos externos, como el agua de las piscinas o el cambio natural de nuestra piel, pero no cabe duda de que evitar la exposición al sol es una forma de mantenerlos en excelentes condiciones durante años, por lo que para para mantener su apariencia original y que nos dure durante muchos años, hay que protegerlo del sol con crema de factor.