El mundo de los tatuajes, a pesar de lo que puedan pensar muchas personas, lleva siglos y siglos entre nosotros. Las antiguas tribus africanas y las sociedades precolombinas en América del Sur llevan siglos utilizando los tatuajes como un símbolo con muchísimos significados que pueden ir desde para celebrar una victoria contra una tribu contraria o hasta para señalar a ciertas personas como chamanes o jefes. 

En la sociedad occidental actual los tatuajes siguen recordando a estos inicios más básicos y “naturales” por parte de las sociedades antiguas y cumpliendo, además, otros objetivos como pueden ser los estéticos. Lo cierto es que tatuar lleva siendo como un estilo de vida más desde hace muchos años en otras culturas y parece, que a día de hoy, ha llegado a uno de sus puntos álgidos gracias a la normalización que existe sobre el tema en sociedades como la europea o la americana.  

Por todo esto, en el post de hoy queremos hablaros sobre los diferentes tipos de estética que encontramos actualmente en el mundo de los tatuajes para que podáis conocer de primera mano qué los identifica para poder especializaros en el que más os guste. 

Hiperrealismo

El hiperrealismo es, probablemente, el estilo de tatuajes más impresionante que existe. En esta estética se intenta plasmar una fotografía (generalmente de una cara o de algún animal) de la forma más detallada y realista posible. El reto de este tipo de tatuajes es buscar que el propio tattoo no se distinga en nada de la fotografía o, incluso, de la cara real de la persona.

En este tipo de tatuajes, los profesionales suelen decantarse por el uso de una maquina de tatuar rotativas, que les permite, con un solo instrumento, delinear, sombrear y rellenar. Además, este tipo de máquinas son extremadamente ligeras, por lo que facilitan su manejo, sobre todo, en aquellas sesiones de tatuajes que vayan a durar muchas horas. 

También te puede interesar  Tatuajes pequeños de bonitas y delicadas hojas

Blackwork

Esta estética de tatuajes, que se ha puesto de muy de moda en los últimos años en España, consiste básicamente en llenar espacios de nuestro cuerpo con cuadros completamente negros. Desde una mitad de nuestra espalda, hasta un antebrazo o el gemelo de nuestra pierna, en realidad todas las partes de nuestro cuerpo son susceptibles de tatuar con este estilo Blackwork. Una apuesta segura con un “todo al negro” que sin duda, desborda originalidad y personalidad propia. 

Puntillismo

Uno de los estilos más delicados y que nos permite conseguir una estética elegante y distinguida es el puntillismo o dotwork. Este tipo de tatuajes consisten en crear formas, dibujos e, incluso, diseños realistas a través de puntos más o menos juntos que consiguen crear sombras y líneas perfectas. Sin duda, un tipo de tatuaje que conlleva mucho trabajo pero que puede dar unos resultados impresionantes y muy finos. Las marcas de maquina de tatuar más precisas en este caso serán siempre las que ofrezcan máquinas de bobinas, ya que con ellas conseguiremos un trabajo mucho más firme, marcado y limpio. 

Acuarela

La estética reina del color dentro de los diferentes estilos de los tatuajes es, sin duda, la acuarela. Mediante este tipo de tatuajes conseguimos diseños increíbles con colores muy especiales y tonos pastel que crean acuarelas sobre la propia piel, con líneas poco marcadas y un protagonismo muy claro de mezcla de colores llamativos. Se trata de un estilo bohemio y que suele ir unido a tatuajes existenciales o conmemorativos. 

Oldschool

Probablemente el Oldschool sea uno de los estilos más explotados por tatuadores de todo el mundo. Este estilo, que tuvo su época de máximo esplendor en los años 50 en Estados Unidos, ha sabido mezclar el uso de colores muy vivos como el rojo, el verde y el amarillo con líneas negras muy marcadas. Estos tatuajes suelen tener como protagonistas a los motivos marineros como anclas, faros o sirenas, entre otros muchos ejemplos. 

También te puede interesar  Ideas de tatuajes pequeños (vídeo recopilatorio)

Neotradicional

Heredero directo de la estética anterior (la Oldschool) se encuentra este estilo que se encarga de actualizar los clásicos tatuajes tradicionales y aportar la nueva visión de los tatuadores actuales: el neotradicional. Las reglas básicas de esta estética siguen siendo más o menos las mismas, con colores llamativos y líneas negras gruesas, pero se añaden más detalles, figuras en tres dimensiones, degradados de color e, incluso, se llega a utilizar mucho el color blanco, un color que no aparece en los tatuajes de estilo tradicional.

Tribal

Una de las líneas estéticas más seguidas durante años por los amantes de los tatuajes son los motivos tribales. Estos diseños, heredados de una de las más antiguas formas de tatuajes (aquellas que corresponden con las tribus o civilizaciones que otorgaban un significado a los tatuajes más allá de la estética) suelen evocar diseños de las culturas polinesias, así como símbolos celtas, donde las líneas se entrelazan para formar figuras complejas. 

Biomecánico

Este estilo de tatuajes es, probablemente, de los más nuevos de esta lista. Se trata de una estética que intenta combinar la tecnología y la innovación con el trabajo de tatuajes en tres dimensiones. De esta forma, se consiguen efectos ópticos y trampantojos con ciertas partes del cuerpo. Por lo general, es muy común ver brazos tatuados con algún diseño mecánico, como el brazo de un robot, o tatuajes en el tórax que “dejan ver” los músculos o los órganos que habría debajo de la piel. 

Tipográfico

La estética tipográfica es una de las más trabajadas a día de hoy, ya que los tatuajes minimalistas y con un extra de significado están más de moda que nunca. Los trabajos de tatuajes tipográficos permiten practicar con todo tipo de tipografías desde a mano alzada hasta con letras típicas de ordenador o máquina de escribir. Se suelen utilizar para crear diseños con nombres, frases o números que tengan un significado importante para la persona que se tatúa. 

También te puede interesar  Tatuaje de un lobo en la muñeca

Fine Line

Esta es una estética que ha tomado mucho protagonismo en los últimos años, gracias a sus diseños limpios y delicados a base de líneas finas. Suelen ser tatuajes sencillos en el diseño y que, a menudo, sirven de ornamento para crear combinaciones diferentes a la hora, por ejemplo, de rellenar un brazo. 

Después de haber visto prácticamente todos los estilos de tatuajes que existen solo nos queda terminar dejando claro que, hoy en día, hay prácticamente un tipo de máquina de tatuar especializada para cada estilo. Si quieres saberlo todo sobre qué máquinas existen y cuáles se pueden adaptar mejor a tu nivel y al estilo de tatuajes que trabajas, te recomendamos que busques opiniones de compañeros del sector, que investigues un poco por tu cuenta y que, además, procures hacer caso a las reseñas de otros usuarios antes de comprar tu propia máquina. ¡Esperamos haberte ayudado!