Los tatuajes forman parte de la estética urbana, aunque empezaron a aparecer en ambientes marginales y hoy día también forman parte de las canchas, aunque en algunos casos queden disimulados bajo las camisetas. Os decimos cuáles llevan cada uno.

Los tatuajes han dejado de estar de moda para pasar a ser una manifestación más de ésta. Es decir, ya forman parte del paisaje actual y han entrado en él con tanta pasión que ya es difícil encontrar a gente que no los lleva.

Tatuaje estudio

Tienen su origen en los ambientes más marginales y en las áreas urbanas y hoy se dejan ver tatuadas y tatuados por actrices y actores de Hollywood hasta los dependientes de los grandes almacenes, y es posible que quien empiece a hacérselos ya no pare. Los entendidos dicen que es mejor quedarse en un número impar y tatuarse se convierte en una pequeña adicción.

Las personas dejan sobre su piel lemas y motivos que les hablan de momentos importantes de su vida y hasta se pueden borrar, pero esto es costoso, de modo que lo mejor es pensarse bien que se va a estampar en la piel y acarrear con ello.

Los tatuajes de los grandes mitos

En el caso del deporte, los tatuajes de las grandes estrellas del baloncesto, de los jugadores de la NBA, estos ases del balón que hacen disfrutar con sus gestas a cientos de miles de personas, nos hablan de su personalidad y también son los más imitados.

Las canchas de juego de la NBA son un nutrido escaparate en movimiento de tatuajes que interesan por igual a seguidores de baloncesto como a seguidores de los tatuajes, aunque unos y otros suelen converger en un solo sujeto.

Los jugadores de la trepidante liga americana de baloncesto que están tatuados llegan al 60% y desde las gradas los fans tratan de ver que es lo que llevan grabado jugadores como el as Michael Jordan.

Jordan, sin ninguna duda el mejor jugador de todos los tiempos de la Liga americana y todo un icono del que no se deja de hablar, tiene un tatuaje que apenas se ve porque lo ha grabado sobre su pecho izquierdo y es casi seguro que ha pasado muy desapercibido: una letra omega es lo que se puede ver en el pecho de Jordan y al tratarse de la primera letra del alfabeto griego se podría pensar que se la tatuó porque él mismo es un número uno, pero parece ser que lo hizo en honor a Omega Psi Phi, una fraternidad de personas de raza negra de la que forma parte.

También te puede interesar  Tatuaje de unas montañas en la cadera

Lebron James: “El Elegido”

LeBron James, mucho más joven que Jordan, pero igual de mágico que él, aunque este es un asunto que debatir en otra parte, sí exhibe sus tatuajes como trofeos de guerra y forman parte de su identidad. En la parte alta de la espalda, a modo de sentencia y de máxima, se puede leer “El elegido” y eso hace pensar que estamos ante un tipo más que seguro de si mismo.

Se ve que el apodo se lo dio una revista cuando James era un cadete que apuntaba maneras y a él le gustó tanto como para grabarlo a la espalda a sabiendas que sería el mensaje que leerían sus seguidores y los seguidores de los equipos contrarios al verle jugar. Toda un arma de despiste y toda una declaración de intenciones.

Que LeBron es un tipo consciente de su talento lo documenta la palabra King encima de una cabeza de león en su brazo derecho y un explicito The Best en el brazo izquierdo. El nombre de su madre, Gloria, y el de sus dos hijos, Prince y Bryce, siempre seguidos de un Maximus, también están presentes en este cuerpo, que también lleva estampado un lema sacado de la película Gladiator ‘What you do in life, echoes in eternity’ y las palabras Loyalty y Family.

James viene a representar el tipo con los valores más ensalzados de los barrios urbanos, amor y apego a su propia familia, lealtad hacia su gente y la certeza de que él es un elegido entre la multitud y está ahí para agradecer y hacer disfrutar a la gente.

Este jugador veterano, conocido como King James siempre enciende enconados debates entre aficionados que quieren determinar algo que es bastante imposible ¿Quién es mejor, James o Michael Jordan? Y claro, en esto entra la subjetividad de cada uno y se hace muy difícil de valorar.

También te puede interesar  Tatuajes pequeños en el pecho para mujer: + 40 diseños sensuales y visibles en verano

La relación personal entre el ídolo y su dios

Stephen Curry es uno de los hombres más observados de los últimos tiempos en las canchas de juego de la NBA y también uno de los artífices de la actual revolución de la liga, así que sus tatuajes están clavados en la retina de sus seguidores y muchos de ellos los imitan y se los hacen hacer iguales o parecidos.

La luz de los ídolos suele alumbrar a los fans y ahí están los tatuajes de Curry, estampados y copiados sobre la piel de muchos más que lo siguen. En este caso no se trata de tatuajes grandes y vistosos si no de unos minimalistas pero llenos de significado, ya que en la muñeca derecha lleva estampado el lema El amor nunca falla, sólo que en idioma hebreo y parece ser que lo comparte con su mujer que también lo lleva tatuado en su muñeca.

En términos de comodidad es mejor que un anillo y también es un modo de decir al mundo cuanto ama a su compañera y cuál es su compromiso. Otro tatuaje de este as del deporte está en su bíceps y se trata de dos símbolos que han creado muchas especulaciones entorno a su significado. De momento ganan los que creen que se trata de la relación personal entre el ídolo y su dios.

El amor por la familia, la fe y la pasión por la música

Kevint Durant, el hombre de los Warriors tampoco se queda a la zaga en cuanto a tatuajes y a muchos seguidores ya no les basta con tener su camiseta y se hacen suyos los tatuajes que lleva. Hace unos años y con la camiseta puesta parecía que no llevaba ningún mensaje sobre su piel, pero ya ha empezado a alargar los que tenía sobre su pecho y espalada en sus piernas y brazos. De hecho todo su pecho y su espalda está cubierto de tinta y los mensajes son muchos.

También te puede interesar  Libro para colorear tatuajes

En las piernas un retrato dibujado de Tupac, otro del cantante Rick James, porque Durant es un amante y seguidor de la buena música, alusiones en la espalda a la Biblia y a su fe en Jesucristo con un versículo de la Biblia tatuado a la altura de los omóplatos y una cruz. Los nombres de sus hijas Wanda y Barbara también figuran en el pecho de este hombre que hace latir el de sus seguidores, que se cuentan a millares.

La NBA no es solo una liga trepidante a nivel deportivo, si no que los jugadores llevan a la pista de juego los anhelos personales dejando en un gran pedestal estos mensajes que se tatúan en la piel y que no dejan de repetirse sobre los anhelos de cualquier persona, siendo el amor por la familia, la fe y la pasión por la música los tres ejes en los que se basan.

Algunos llevan mensajes más crípticos hechos para que nadie los entienda que muestran pasajes personales e intransferibles, sobre los que seguro que algunos seguidores darán vueltas. Es lo que tiene exhibirse y dar tanto como para que los demás te admiren como se admira a estos ídolos de las canchas de baloncesto.