Supongo que ya sabrás que un tatuaje es para toda la vida, podrán diluirse las formas y colores con el paso del tiempo, pero nunca desaparecer del todo.

Por ese motivo, además de pensar muy bien el diseño, la zona del cuerpo en la que lo quieres y elegir bien al tatuador/a, antes de que decidas hacerte un tatuaje definitivo, podrías probar una de estas opciones que te proponemos a continuación para estar bien seguro. ¿Te animas a probarlas? Vamos a verlas.

Ponte una calcomanía

Calcomanía personalizada

Lo primero que te recomendamos es que primero recurras a las calcomanías o tatuajes temporales y que encargues una personalizada con el mismo diseño que quieres realizarte en el tatuaje definitivo y que tr la pongas en zona donde lo quieres, así, lo podrás ver durante unos días y decidir a ver si te convence o no en cuanto a lugar del cuerpo, tamaño y demás aspectos.

Hazte un tatuaje de henna

Tatuaje henna

Dentro del mundo de tatuajes temporales, pero que duran un poco más, tenemos los tatuajes de henna. La cuestión es la misma: acudir a un especialista de tatuajes de henna (es el momento de pensar en alguna amiga marroquí o argelina que tengas a tu alrededor, ya que ellas suelen saber hacerlos) o que busques por Internet a alguien de tu zona.

Si no lo consigues, puedes realizar una plantilla pasando el diseño a digital, imprimiéndolo y recortándolo. Después, pon la plantilla en la zona del cuerpo deseada y rellénala con la henna.

De este modo, tendrás el tatuaje en tu piel durante un periodo de 1 a 3 semanas y sabrás si te gusta y si te cansa o no.

Dibújatelo con un eyeliner

Otro consejo bastante DIY es que te lo dibujes tú mismo/a en la piel, como cuando eras pequeño/a y te hacías tatuajes con bolígrafo o rotulador. Sin embargo, esta opción es un poco más avanzada, ya que, como vemos en este vídeo de Azahara Letras, te lo puedes dibujar con un perfilador de ojos en rotulador o eyeliner. De esta manera, no irritarás la piel y podrás borrarlo fácilmente.

También te puede interesar  Tatuajes de pandas pequeños

Al igual que en las otras opciones, podrás verte el tatuaje durante unas horas o hasta que te duches, y es una idea rápida y fácil de hacer si la zona del tatuaje es accesible y si tienes buen pulso para dibujar o escribir.

Tatúatelo con tinta efímera

Tatuaje tinta ephemeral

Si ya estás casi seguro/a pero te falta dar el paso definitivo, piensa en hacerte un tatuaje de los que duran un año. En ellos, se utiliza una tinta que se llama Ephemeral porque está fabricada para ser efímera, como su nombre indica, y desaparece en de 12 a 15 meses porque el cuerpo la reabsorbe. En ese periodo seguro que sabrás ya si te gusta tu tatuaje, si está en la zona correcta y si te cansa llevarlo o no.

Antes de despedirnos, te dejamos aquí otros consejos antes de tatuarte por primera vez que tendrás que tener en cuenta si, después de realizar cualquiera de estas cuatro acciones, realmente quieres hacerte el tatuaje definitivo. Esperamos que todo esto te haya servido y que te tatúes completamente convencido/a de que es para toda la vida y así quieres que sea.